CEMMP Logotipo

Llega la Resonancia Magnética con Reconstrucción Ósea

Llega la Resonancia Magnética con Reconstrucción Ósea
ÍNDICE

La nueva técnica, un avance de la RM convencional, permite sustituir los estudios de TC para el diagnóstico de fracturas de huesos.


Técnicas de imagen tomográficas

Las técnicas de imagen tomográficas, tomografía computarizada (TC) y resonancia magnética (RM), son hoy de uso muy frecuente, en sustitución o adición a la radiografía simple, en fracturas óseas. A ellas se une ahora la Resonancia Magnética (RM) con Reconstrucción Ósea, una nueva técnica que, gracias a la secuencia  Ultrashort EchoTime (UTE), un sistema aplicado a los equipos convencionales de RM, permite sustituir los estudios de TC para el diagnóstico de esas lesiones, ha explicado a este diario Xavier Alomar, responsable de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i) y director del Departamento de Diagnóstico por la Imagen de la clínica CreuBlanca, de Barcelona.


Este desarrollo de la RM consigue captar las imágenes tanto de los tejidos blandos como de los huesos, que es lo que la diferencia de la RM clásica. Además, evita la exposición a radiación, por lo que puede ser una prueba especialmente en el caso de los niños; la RM es un procedimiento no invasivo y, a diferencia de la TC, no utiliza radiación ionizante (rayos X).

“La RM con Reconstrucción Ósea permite evaluar mejor la morfología y trayectoria de las fracturas óseas, así como las corticales óseas adyacentes a las superficies articulares”

Pone como ejemplo de pruebas de RMN de Reconstrucción Ósea en las que no sería estrictamente necesario recurrir a otras técnicas diagnósticas las fracturas con desplazamiento de fragmentos.



Resonancia Magnética con Reconstrucción Ósea

Llega la Resonancia Magnética con Reconstrucción Ósea
Llega la Resonancia Magnética con Reconstrucción Ósea

 
La nueva generación de secuencias UTE

Se aplica internacionalmente para el estudio de estructuras complejas del organismo que resultan difíciles de visualizar mediante los métodos convencionales de RMN de pulmón, tendones y unidad osteocondral.  “Las secuencias UTE complementan a las secuencias tradicionales de RMN, adquiriendo imágenes mediante cortes isotrópicos con una calidad de imagen similar a las obtenidas en un TC Multidetector, pudiendo así ser sustituida la realización de esta última prueba”, apunta Alomar.


Para que se entienda mejor, dice que estas secuencias vienen a ser como programas de ordenador que incorporados al paquete que de entrada tienen los aparatos convencionales hacen que estos ofrezcan resultados nuevos o diferentes.

Asegura Alomar que en España, por ahora, son los únicos que han incorporado esta técnica. CreuBlanca es un centro especializado en diagnostico por la imagen. “Siempre hemos sido innovadores en el ámbito de la resonancia magnética, tanto en la instalación de máquinas de última generación como en su desarrollo, su uso clínico e implantación de las nuevas secuencias que se pueden efectuar en dichas máquinas. Todo ello, pensando en obtener mayor información para poder mejorar nuestros diagnósticos y ofrecer un servicio de calidad a nuestros pacientes”, informa Alomar.


¿Qué diferencia hay entre el TC y la RM?

El TC es un tipo de exploración radiológica que produce imágenes detalladas del interior del cuerpo, con cortes axiales que permiten el estudio de los órganos. Como la radiografía, utiliza los conocidos rayos X, pero en lugar de brindar una sola imagen obtiene múltiples al ir rotando el cuerpo. Esta secuencia, que muchas veces se compone de centenares de imágenes, permite obtener una imagen mucho más detallada que una radiografía convencional.


De ahí que se pueda utilizar desde para diagnóstico de fracturas, hasta para la detección de algunos cánceres. Existen diferentes tipos de pruebas exploratorias, como por ejemplo el TAC coronario -que permite evaluar al especialista el estado de las arterias- o el TAC Dental que ayuda a la hora de colocar de forma precisa implantes.


La exploración por TAC

La exploración por TAC es rápida, indolora, no invasiva y precisa. Aunque como en las radiografías se produce una irradiación. En algunos casos es necesario administrar un contraste, un líquido que sirve para realzar ciertas partes del cuerpo que interesan en la exploración.

La RM, por el contrario, es una prueba diagnóstica que utiliza potentes imanes y ondas de radio para obtener imágenes de diferentes partes cuerpo. A diferencia del TAC, no emplea radiación ionizante.
Destaca como una prueba eficaz para diagnosticar de forma precoz muchas enfermedades, ya que permite ver las partes blandas del cuerpo a través de las ondas electromagnéticas. Por ejemplo, se utiliza para la detección precoz de tumores, diagnóstico en el sistema nervioso central (desde el cerebro hasta la última vértebra de la columna), patologías en abdomen, tórax páncreas o útero. Y también se utiliza en el caso de las lesiones óseas, musculares y ligamentos, cuya visión con cualquier otra prueba es nula.


Comparándolas, la TC es especialmente útil para partes como los huesos o los pulmones, mientras que la resonancia magnética permite ver con gran precisión las zonas blandas. Pero eso, hasta ahora, que ha llegado la Resonancia Magnética con Reconstrucción Ósea.

Fuente: Diario Médico | Carmen Fernández. Barcelona

También te puede interesar nuestro anterior artículo.

PET/CT predice los resultados del tratamiento en pacientes con mieloma

Comparte este artículo

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Linkdin
Compartir en WhatsApp

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecisiete − 10 =

CEMMP_Logotipo_cuadrado-m sola- 2022

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mantener la sesión, ofrecerle una mejor experiencia de usuario y obtener datos estadísticos de navegación de los usuarios. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies